Termocoagulación o Termoesclerosis con equipos de Radio Frecuencia

Interesante técnica que se emplea para eliminar las arañitas o telangiectasias rebeldes que no tienen respuesta a tratamientos como la microcirugía o la Escleroterapia por ser demasiado pequeñas.

Venas inestéticas de calibres menores al milímetro,  rojas o azules son pasibles de tratamiento con  termocoagulación.

Este último procedimiento requiere de equipos especiales provistos de  una aguja especial ultra fina, esteril y descartable que con leves pulsos aplicados en micro ráfaga provoca la coagulación del pequeño vaso sanguíneo. Esta situación se visualiza en el momento, es indolora  y a lo sumo evidencia  un pequeño  disconfor, en realidad la sensación es de que una aguja pequeña pincha la piel incomodando, pero no lo suficientemente dolorosa como para requerir anestesia, el completo resultado se comprueba dentro de los 60 dias.

No se requiere posterior  cobertura con algodón, gasa o venda elástica. Tampoco es necesario colocación de cremas, no se requiere posterior reposo.

Las Sesiones suelen ser de 15 a 20 minutos y en los lugares de los disparos apenas se visualizan pequeñas pápulas (ampollitas) que a los pocos días pueden visualizarse como puntos rojos o quizás costritas en los lugares de los disparos. Los trazos vasculares se pueden seguir viendo, situación que indica una termocoagulación efectiva que permitirá que el mismo organismo absorva dentro de los dos meses. No debe rascarse, ni quitar las costritas si se hubieren dado, dado que solas desaparecerán. Las marquitas pueden ocultarse con los maquillajes habituales. No hay riesgos, ni complicaciones y se observará que las venitas desaparecen definitivamente.

La termocoagulación no está indicada en quienes  tienen  marcapasos u otro dispositivo similar, en epilepticos (convulsiones), embarazadas, y en quienes han utilizado  productos de bronceado o de auto-bronceado instantáneo en los últimos 7 días .

¿Cuál es la  diferencia con la luz pulsada intensa (IPL), el LASER  y la  escleroterapia?

 

A diferencia de la luz pulsada y del láser, la termocoagulación no es dependiente del tipo de piel, y es inherentemente más seguro porque se dirige a la vena específica .                                

La escleroterapia es ideal para venas más grandes y abultadas debajo de la piel.